¿De quién depende?

Actualizado: 22 de sep de 2019

“Nuestro gran error es intentar obtener de cada uno en particular las virtudes que no tiene, y desdeñar el cultivo de las que posee.”

Marguerite Yourcenar





"Había una vez en un lugar y en un tiempo que podría ser cualquiera, un hermoso jardín, con manzanos, naranjos, perales y bellísimos rosales, todos ellos felices y satisfechos. Todo era alegría en el jardín excepto un árbol, que estaba profundamente triste.


El pobre tenía un problema; No sabía quién era.

El manzano le decía: “Lo que te falta es concentración, si realmente lo intentas, podrás tener sabrosas manzanas, es muy fácil.


El rosal le decía: “No le escuches, es más sencillo tener rosas y son más bonitas”

El pobre árbol, desesperado, intentaba todo lo que le sugerían, pero como no lograba ser como los demás, se sentía cada vez más frustrado.

Un día llegó hasta el jardín el búho, la más sabia de las aves; “No te preocupes, tu problema no es tan grave, es el mismo de muchísimos seres sobre la tierra. No dediques tu vida a ser como los demás quieren que seas, sé tú mismo, conócete y para lograrlo, escucha tu voz interior.


¿Mi voz interior? ¿Ser yo mismo? ¿Conocerme? Se preguntaba el árbol desesperado. Entonces…de pronto comprendió. Cerrando los ojos y los oídos, abrió el corazón. Por fin pudo escuchar su voz interior diciéndole:

Tú jamás darás manzanas porque no eres un manzano, ni florecerás cada primavera porque no eres un rosal. Eres un roble, y tu destino es crecer grande y majestuoso, dar cobijo a las aves, sombra a los viajeros, belleza al paisaje. Tienes una misión. Cúmplela.


Y el árbol se sintió fuerte y seguro de sí mismo y se dispuso a ser todo aquello para lo cual estaba destinado."


"Cuento de autoestima"



¿Cuántas veces ha dependido tu actitud, tus decisiones , tu valor, tus pensamientos de la valoración de los demás?


Tenemos la tendencia a que sean los demás quienes nos digan cuanto valemos o qué debemos o no hacer. El problema está en que los pensamientos y evaluaciones de los demás acabe siendo la nuestra propia. A veces, no somos conscientes de lo que nos puede llegar a influir nuestro entorno.


Pero ¿De dónde surge esta necesidad o esta tendencia a que nuestro “valor” dependa de la opinión de los demás?


Abraham Maslow fue un humanista y uno de los creadores de la teoría de la motivación en la que nos explica que existen diferentes necesidades que todos buscamos cubrir. Entre ellas, nos encontramos con la necesidad de recibir amor y reconocimiento de los demás y otra necesidad es la de recibir amor de uno mismo. Cuando nos referimos a este último, estamos hablando de la autoestima.


“La autoestima es un conjunto de percepciones, pensamientos, evaluaciones, sentimientos y tendencias de comportamiento dirigidas hacia uno mismo, hacia tu manera de ser y hacia los rasgos de nuestro cuerpo y nuestro caràcter”


Pero, cuando hablas de autoestima ¿Se trata realmente de una percepción, pensamiento y evaluación de ti mismo? O más bien ¿Otorgas esta percepción, pensamiento y evaluación en las demás personas sobre ti?


Como predica la psicología humanista y el coaching teleológico, bien es cierto que no hay nadie que sepa más de ti, que tú mismo. Sólo tú conoces y sabes tus limitaciones y todas tus capacidades y habilidades pero...


¿Cuántas veces le has dado el poder y/o valor al otro sobre ti?


Es decir, volviendo a la teoría de la motivación de Maslow, el ser humano tiene la necesidad de aprecio tanto el que te das a ti mismo como el que necesitas recibir de los demás, a través de admiración, aprecio, reconocimiento….entre otros factores.

Un empujoncito de vez en cuando ¡está genial! El problema está cuando otorgamos este poder a los demás de opinión o valoración por encima de la tuya.


Eres una persona única, no dejes que nadie te otorgue otro valor que no sea el que te mereces, y ese valor debe ser el mejor. Simplemente, sé tú mismo, acéptate y quiérete sin dejarte influir por nadie.


Si el roble hubiese escuchado al manzano o al rosal, jamás hubiese podido ser quien es. Y tú ¿Sabes quién eres? ¿Te quieres? y ¿De quién depende?



125 vistas3 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • YouTube
  • LinkedIn - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo
  • Facebook - Gris Círculo
  • Gris Icono de Instagram

lapsiquedecoranti@hotmail.com

lapsiquedecoranti

Calle Castillejos 326,

08025Barcelona

C-27887

Copyrigth © La Psique de Coranti || Irene Gutiérrez Coranti