Las noventa y nueve monedas

"En el país de los ciegos el tuerto es el rey"

Erasmo de Róterdam


¿Conoces el círculo del noventa y nueve?


"En un país no muy lejano había un rey muy triste, el cual tenía un sirviente que se mostraba siempre pleno y feliz.


Todas las mañanas, cuando le llevaba el desayuno, el sirviente lo despertaba tarareando alegres canciones de juglares. Siempre había una sonrisa en su cara, y su actitud hacia la vida era serena y alegre.


Un día el rey lo mandó llamar y le preguntó:


-Paje, ¿cuál es el secreto?


-¿Qué secreto, Majestad?


-¿Cuál es el secreto de tu alegría?


-No hay ningún secreto, Alteza.


-No me mientas. He mandado cortar cabezas por ofensas menores que una mentira.


-Majestad, no tengo razones para estar triste. Su Alteza me honra permitiéndome atenderlo. Tengo a mi esposa y a mis hijos viviendo en la casa que la corte nos ha asignado, estamos vestidos y alimentados, y además Su Alteza me premia de vez en cuando con algunas monedas que nos permiten darnos pequeños gustos. ¿Cómo no estar feliz?


-Sino no me dices ya mismo el secreto, te haré decapitar -dijo el rey- Nadie puede ser feliz por esas razones que has dado.


El sirviente sonrió, hizo una reverencia y salió de la habitación.

El rey estaba furioso, no conseguía explicarse cómo el paje vivía feliz así, vistiendo ropa usada y alimentándose de las sobras de los cortesanos.


Cuando se calmó, llamó al más sabio de sus asesores y le preguntó:


-¿Por qué él es feliz?


-Majestad, lo que sucede es que él está por fuera del círculo.


-¿Fuera del círculo? ¿Y eso es lo que lo hace feliz?


-No, Majestad, eso es lo que no lo hace infeliz.


-A ver si entiendo: ¿estar en el círculo lo hace infeliz? ¿Y cómo salió de él?